¿Quiénes Somos?

Perú

Lima


(01) 611 3560

ventas@fullcarga.com.pe

Fintech

Somos la Fintech más Grande de
Latinoamérica con Presencia
en 7 Países

Historia

Tenemos más de 20 años
de Experiencia en Medios de Pagos
y Procesamiento

Nuestra Red

Contamos con una
Red de más de 500 mil
Comercios Afiliados


Nuestros Aliados

Nuestros Aliados
Visa MasterCard
Banco de la Nación BanBif Movistar Claro Entel Bitel
Direct TV Enel Luz del Sur Sedapal Cálidda ElectroDunas
Electrocentro Enosa Caja Municipal ICA Efectivas Flash OLO
PaySafe Crecer La Positiva Rimac

Nuestras Marcas

Full carga Ya Ganaste

Registro de Marcas

El sitio que usted visita contiene derechos de propiedad intelectual, incluyendo de manera enunciativa más no limitativa las marcas FULLCARGA y YA GANASTE, así como otros personajes, marcas, nombres comerciales, textos, obras, diseños, denominaciones, imágenes, palabras, signos y/o figuras que se encuentran protegidos por la ley y/o por un registro. En la mayoría de los casos se encuentran registrados ante el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI).

Usted acepta y reconoce que toda la información que aparece en este sitio es propiedad exclusiva de FULLCARGA SERVICIOS TRANSACCIONALES, S.A.C. , con domicilio legal en Manzana A5 Lote 1 Urb. La Alborada, Oficina 202, Distrito de Santiago de Surco, Provincia y Departamento de Lima (en lo sucesivo Fullcarga), o se encuentra bajo la licencia concedida a FULLCARGA SERVICIOS TRANSACCIONALES, S.A.C. , por lo anterior, usted se obliga a no registrar o tratar de registrar como propio, ante las autoridades competentes, cualquier elemento que aparezca en la presente página, aun cuando dicho elemento de ésta página no haya sido registrado o se encuentre en proceso de registro.

Cualquier uso no autorizado por parte de un tercero distinto a Fullcarga y/o al titular que le otorgó licencia de uso a Fullcarga, representa una invasión a los derechos de propiedad intelectual de Fullcarga y/o su licenciante.

Aquella persona que invada dichos derechos se hará acreedora a los daños y perjuicios que se lleguen a provocar, independientemente de las sanciones derivadas de las infracciones y/o delitos en que se puedan incurrir.